Nuestra Historia

Antica gelateria historia

TODO COMENZO EN BELLA ITALIA

Nuestra historia comienza en un elegante café de Parma en los comienzos del siglo XX.

Nuestra historia

Comienzos del siglo XX

Nuestra historia comienza en un elegante café de Parma. Eran los comienzos del siglo XX, y para todo el mundo era un lugar de moda donde degustar excelentes helados mientras se escuchaba música de una pequeña orquesta. Casa sabor era una sinfonía, escondiendo el secreto dentro de una nota: la técnica de la cremosidad. Un arte que, junto a la tradición heladera, dio a cada sabor su legendario carácter cremoso. Esa tradición vive hoy como una parte esencial de nuestra historia, la historia de Antica Gelateria del Corso.

Una historia para saborear:

En ese histórico café en Plaza Garibaldi de Parma, un hombre joven aprendió el arte de la creación de helados, por el que tenía especial pasión. Después de algunos aprendizajes se dio cuenta de que su helado era tan bueno que podría no tener suficiente para toda su demanda, por lo que abrió una tienda.

Con el tiempo, se convirtió en una pequeña industria, y el helado nunca cambiaría: natural, ingredientes cuidadosamente escogidos, leche fresca italiana, y productos tradicionales sin colores artificiales, sabores o conservantes, con una especial atención al aspecto y presentación.

El helado Antica Gelateria del Corso se conoció gracias al boca a boca. Los heladeros italianos más reconocidos en Italia fueron llamados y nacieron los productos de Antica más famosos, el Tartufo Blanco (helado con corazón de café), el Tartufo Negro (con cacao), famosos sorbetes y muchos más.

Hoy Antica Gelateria del Corso continua reinventando, renovando y perfeccionando las recetas italianas tradicionales con el mismo entusiasmo que hace años. Promoviendo emociones a través de sus helados con experiencia y compartiendo el sabor del Gelato italiano, el orgullo de una ciudad, Parma, con vocación de calidad.

El Arte de la heladeria